Vivir y trabajar en un país extranjero: mi experiencia en Chile

Posted In: Lifestyle

Se suponía que iban a ser un par de meses, por una campaña puntual. En 2010, llegué a Chile a hacer una temporada de fotos, campañas y desfiles. Pero el destino -y el amor- quiso algo diferente para mí en este lindo país.

Solo un poco antes había empezado con mi carrera en el mundo del modelaje. Tenía 17 años y fui convocada a participar de una gran convención para modelos en Sao Paulo. Estos eventos son muy comunes en Brasil; invitan a cientos de chicas que tienen los requisitos para ser parte de esta industria.

En mi caso, compartí espacio con más de 700 niñas. Por eso, no podía creer cuando fui la única seleccionada para empezar una carrera como modelo, cuya primera parada era Chile.

Fue en ese tiempo y en ese viaje cuando conocí a Roberto, mi actual pololo. Me enamoré y me quedé a vivir. ¡Claro que fue un súper desafío! El portugués y el español no son tan diferentes y, en general, para brasileños y chilenos no es tan difícil poder comunicarse y aprender el otro idioma. Pero -y esto ustedes bien lo saben- entender y ocupar bien los “chilenismos” no es una tarea fácil.

Por supuesto que también fue muy desafiante estar lejos de mi familia. Era muy chica y me tenía que hacer cargo de una vida adulta e independiente lejos de mi casa y de mi país. Hace unas semanas, estuve con ellos, recargando energías y llenándome del amor de la que siempre será tu casa. ¿No les pasa lo mismo?

En todo este tiempo en Chile,  estar con Roberto ha sido muy importante, porque con él me he podido sentir en familia, muy acompañada y querida. Ha sido un apoyo importante en mi crecimiento personal y profesional y me ha ayudado muchísimo en instalarme en un Chile que ya siento como mío.

Laboralmente hablando, ganar experiencias fuera de Brasil ha sido una de las mejores cosas de mi vida. Después de mi inicio en Chile, he podido desfilar y ser parte de campañas de grandes marcas, trabajando en ciudades claves para la moda, como Londres, París, Miami y Hamburgo. Incluso,  he llegado hasta Asia, participando en campañas en Corea y Hong Kong.

Lo divertido es que mucho tiempo después, me embarqué en un proyecto en Brasil. ¡Nunca había trabajo en mi país! Fue una campaña reciente en Sao Paulo, en la misma ciudad donde empezó todo. Y así queda mi corazón; no dividido, sino más bien repartido en los lugares que me hacen ser la Gabi que soy ahora.

    Add Comment

    ¡Sé parte de mi equipo! Inscríbete en Home Run de Nike Chile este 6 de mayo
    Crioterapia: los beneficios de las bajas temperaturas