¿Cómo cuidar la piel?: mi rutina de belleza

Posted In: Beauty | Lifestyle

Ya sea que estés genéticamente favorecida o tengas que trabajar constantemente en tu rostro, la verdad es que una rutina de cuidado diaria es fundamental para una piel linda y saludable. Distintos tipos de pieles requieren distintos tipos de cuidados, pero teniendo una buena base y teniendo claro que invertir tiempo es mejor que invertir dinero, cualquiera puede verse gratamente beneficiado.

Aquí te comparto mi rutina de belleza, la cual he ido perfeccionando con los años y a cualquiera le puede servir como los cimientos de su propio cuidado. Recuerda que lo que funciona para unos puede no funcionar para otros, por lo que te recomiendo estar muy atento a cualquier reacción adversa y consultar con un dermatólogo en el caso de ser necesario.

1.- ¡Agua!
El primer paso para obtener una piel linda y saludable es sin duda la hidratación. Yo empiezo hidratándome cada mañana con un vaso grande de agua (si es purificada, mejor). Luego, con agua tibia y un jabón suave especial para el rostro, me lavo bien la cara para empezar el día fresca. Ojo con que el agua sea tibia, ya que cuando está muy caliente reseca la piel y ayuda la aparición de arrugas.

2.- Protector solar todo el día, todos los días.
Si crees que el protector solar es solo para esos días que vas  a la playa en el verano, te informo que estás muy equivocado. El factor solar (idealmente un SPF +50) debe usarse todos los días, incluso si sabes que estarás bajo techo o que no estará despejado. Los rayos UVA y UVB (dañinos para la piel) penetran tanto las nubes como las ventanas, por lo que nadie se salva de ellos. Personalmente yo uso el Ultra Light de LaRoche Posay en factor SPF +50, que tiene una textura ligera buena para todo tipo de piel, no es grasoso y viene en una versión con tinte que puede servirte como BB cream.

3.- Para el día, lo más natural posible
Si tengo que salir, aprovecho de usar mi factor solar con tintura o derechamente una BB Cream con color que cumpla el mismo cometido. De quedarme en la casa, trato de dejar mi piel lo más libre posible y sólo me pongo la crema de día Perfeccionist de Estée Lauder.

PARA LA NOCHE…

1.- Siempre (SIEMPRE) desmaquillarse
A mí me encanta el maquillaje, pero usarlo requiere cubrir la piel con algo que no la deja respirar completamente, por lo que es importante usarlo por el tiempo adecuado. Dejarse el maquillaje toda la noche no es una opción si lo que quieres es una piel sana. ¡No sucumbas ante el sueño o el cansancio! Si ya no puedes más, una toalla desmaquillante es una buena opción. Por mi parte, yo ocupo el desmaquillante Bioderma (recomiendo comprar la versión de 500ml que dura harto), para luego limpiar mi piel con agua tibia y jabón suave.

2.- Hidratar y repetir
La noche es un buen momento para usar un producto un poco más oleoso que en el día significaría llevar la cara innecesariamente brillante. Estos productos ayudan a nutrir la piel y a dejarla súper suave. Yo uso el serum Advanced Night Repair de Estée Lauder, tanto en el contorno de ojos como en las líneas de expresión como las patas de gallo o las líneas que marcan la sonrisa. La clave es masajear bien para que la piel absorba lo más posible.

3.- ¡Los labios también se merecen un poco de amor!
Finalmente, le doy el tiro de gracia a mi rutina con un poco de bálsamo labial. Yo uso el Blistex médico que rehidrata los labios, especialmente luego de un día de usar un labial mate o muy reseco.

¡BONUS TRACK!
Hacerse limpiezas constantes o máscaras naturales o de papel, siempre es una buena idea para mantener la piel en su peak. Yo me limpio la cara tres veces a la semana con la máquina Gaia de La Forett justo después de maquillarme, con agua tibia y jabón suave. En dos minutos, te deja la piel radiante y elimina todas las impurezas.

    Add Comment

    Belén Soto y el Maratón de Buenos Aires: “Los entrenamientos han gatillado un gran cambio en mí”
    Running: la importancia de la correcta hidratación (parte II)