Moda Fugly: tan feo que es lindo

Posted In: Beauty | Lifestyle

Hay veces en que realmente no entendemos por qué algo está de moda. Vemos esa tendencia en las pasarelas, las revistas y la tele, aparece en las tiendas y finalmente en la calle… por todos lados. Fueron las famosas botas Ugg, las zapatillas Donors, los peinados tipo spacebuns y hasta las sandalias Birckenstock: se trata de la moda fugly, tan fea que es linda.

Tendencias fugly hay muchas y hay algunas que se han vuelto tan masivas que ya están instauradas en nuestra retina y ni siquiera se nos hacen raras. Es cuando sale una nueva, como las recientes Crocs con plataforma del desfile de Balenciaga en la última semana de la moda en Londres, que nos acordamos que existen.

Ya sea porque me terminaron gustando o simplemente porque me dan risa, aquí reviso algunas de mis favoritas.

1.- Las botas Ugg 

La famosa “bota pantufla” fue furor en la primera década de los 2000. Las hicieron en todos los colores, modelos y variaciones posibles, y las celebridades parecían no cansarse de usarlas. La verdad detrás de la bota Ugg es muy simple y es que fueron hechas para abrigar los pies de los surfistas una vez que salían del agua en Australia. Sin embargo, son tan cómodas y calientitas, que empezaron a usarlas fuera de la playa y el resto es historia. Y es por esta razón que se hicieron tan famosas: en un mundo donde los zapatos más bonitos son una tortura para los pies, una tendencia que nos brinda comodidad no viene nada de mal.

2.- Spacebuns

Los moñitos o “spacebuns” fueron una gran tendencia a finales de los 90’s y ahora, de la mano de Rihanna y Ariana Grande, están súper de vuelta. ¿El problema? El estilo romántico es muy difícil de lograr y apretarse tanto el pelo puede hasta ser doloroso. Mejor aprovechar mientras aún sea entretenido porque seguro que no dura mucho.

3.- Jardineras

Hace poco tuvimos otro comeback de esta tendencia que adaptó una prenda de trabajo muy funcional y logró, de una manera que nadie entiende, hacerla masiva y hasta glamorosa. Sin embargo, la falta de forma de la jardinera hace que generalmente no sea muy sentadora o que sea difícil de llevar sólo por el hecho de que la mayoría de las personas tienen diferentes tallas en la parte inferior y superior del cuerpo, por lo que los modelos más entallados, también son un dilema. Como sea, esta prenda ya es un hito de la moda y estamos tan habituados a ella que ya ni siquiera lo encontramos raro.

4.- La slider o “pantina” 

Aún no puedo hacer mi paz con esta tendencia. Y es que la pantina siempre fue el calzado menos glamoroso usado para playas o camarines. Sin embargo, en algún momento se convirtió en tendencia y ahora es perfectamente aceptable llevarlas por la calle. Tanto es así, que muchas marcas han sacado sus propias versiones que hoy hasta vienen con suelas con pieles de colores. Sí, seguro son cómodas pero ¿por qué?

5.- Poleras teñidas

¿Se acuerdan cuando TODO venía en versión teñida? Puede que nos hayamos quedado un poco saturados, pero el teñido a mano o “tie dye” -bautizado así porque se hace amarrando la tela como un arrollado- tiene lados más amables. Todo depende de cómo se combine y si lo piensan, no es una tendencia tan terrible. ¿O sí?

¿Cuál es tu tendencia fugly favorita? ¡Cuéntame en los comentarios! 

    Add Comment

    ¡El Maratón de Buenos Aires está encima! Así fue mi último mes de entrenamiento
    ¡El esfuerzo dio resultados! Así fue mi experiencia en el Maratón de Buenos Aires